Nueva Abizanda

Sesión 14-15

Primavera AD 1226

Los magos de Abizanda se encuentran con Segismundo, que entra en la alianza y la reclama. Después de mucho alboroto, los magos lo llevan al bosque. Al dirigirse hacia él, empiazan a salir lagartos de su alrededor. Deciden llevarlo al pueblo de Castillejo para un exorcismo, pero el clérigo se muestra poco receptivo. Deciden enterrarlo de cuello para abajo al sur del pueblo y dejarle de noche.
Los magos vuelven a Abizanda y, a la mañana siguiente, Rodrigo ve que el árbol tira a uno de los soldados desde una torre. Oberón, enfadado, se dirige al árbol acusándole de romper el trato. El árbol indica que no fue su intención matar al soldado, sólo dejarle inválido, y que estos son sucios y no los quiere cerca. Oberón lo amenaza con destruirlo y el árbol mata a otro soldado, diciendo que sabe más de Abizanda que ningún otro, y que no teme a la Orden.
Los magos deciden salir de la alianza y mandan a todos a Jaca. Mientras tanto, Sancho se dirige a buscar a Segismundo, pensando que el árbol se ha enfadado debido al ultraje contra él. Al llegar, ven que sólo queda el agujero en el que estuvo. Siguen el rastro y, de noche, lo encuentran junto a Luis, que, en un descuido, llama “Samuel” a Segismundo, al que trata de pobre criatura enferma y débil mentalmente. Los magos se lo llevan para hacerle señor de Abizanda.
Una vez en la alianza, lo llevan hacia el árbol. Al entrar en el patio de armas, Segismundo empieza a sufrir un ataque y escapa del sitio, atacando a cualquiera que intenta hablar con él. Sancho manda que le dejen incapacitado a base de golpes y lo arrastran hasta el árbol. Uno de los guardias que arrastra a Segismundo y el propio Segismundo mueren despedazados por el árbol. La noche Guillermo sueña con muchas sombras a su alrededor que se ríen de él, que no puede moverse.
Pocos días después vuelven Oberón y Rodrigo junto a Metron, que a base de hechizos y bajo mandato de los magos, destroza al árbol. La anciana Aurelia intenta defender al árbol, pero no lo logra. Oberón habla con el árbol antes de ser definitivamente eliminado. Este dice que son “estúpidos” e ignorantes, que “el clan” acabará con ellos.
Tras la destrucción del árbol observan trozos de un rostro que se mueven inflamados por el patio. Destruyen buena parte de ellos y conservan un trozo de mandíbula en un bote. Oberón, al destruir las raíces del árbol, entra en crepúsculo, obteniendo conocimientos nuevos sobre herbam.

Comments

Flavius Flavius

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.