Nueva Abizanda

Sesión 5

Verano. AD 1222

Los magos reciben a Diana, nueva maga Merinita que llega a la alianza. En el camino descubrien que Pedrito les está siguiendo. La impericia de los magos hace que este escape: Oberón intenta evitar el crepúsculo y Diana cae a tierra dormida, afectada por el hechizo fallido de su compañero.
Los magos encuentran a Julián y su hija, vendedor de pociones “curalotodo”. Sancho lanza un hechizo sobre él, para demostrar su magia. Este sale volando por los aires y se estampa contra una roca, quedando maltrecho. Los magos deciden borrar los recuerdos de padre e hija y llevarlos a Puebla de Castro. En el carro descubren muchas pociones, así como un medallón de oro con forma de sol y un rubí engastado que resulta ser un regalo de la madre a la hija, que, según ella, la protege de los hombres malos.
Al llegar a Puebla de Castro los magos hablan con uno de los guardias, al que le confesan su casa, Merinita, y que pertenecen a la Orden de Hermes. Este, seguido por Diana, se dirige a hablar con su sargento, que a su vez habla con el cura del pueblo, que envía una carta a Matlus, pidiendo que no se produzca una situación similar a la del pasado. Descubren que, en efecto, dos magos llevaron a una extraña guerra a muchas personas del pueblo, que se enfrentaron a enemigos invisibles y murieron en su mayoría. Los dos magos, según las visiones de Guillermo, se encontraron con un tercero, con el que juntaron las manos. Tal vez se trate de una especie de pacto.
Tras salir de Puebla, los magos se encuentran en el lago con un pescador, que, ante la poca pesca conseguida, se ofrece a llevarles a una zona peligrosa con jabalíes gigantes. Allí pasan en una pequeña barca a otra orilla, donde un enorme jabalí de naturaleza mágica les ataca, acabando con la vida del grog, mientras Oberón y el pescador huyen despavoridos.

Comments

Flavius Flavius

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.