Nueva Abizanda

Sesión 4
Invierno: AD 1221

Llegan a Abizanda Cordelia, anciana que actuará como chamberlán de Abizanda, precedentemente autócrata en Barcelona, y Gordelio, cocinero de técnicas originales. Julito el carpintero sigue arreglando las salas y adquiere herramientas para conseguir más madera y, así, seguir con las reparaciones.

Sancho, Oberón y Rodrigo deciden salir en busca de fuentes de vis. Sancho, según recuerda de sus lecturas, cree que puede haber fuentes de vis cerca de Secastilla, en un poblado fantasma del que se habla; cerca de Graus, donde se habla de un cementerio peligroso que en ocasiones amedrenta a los viajeros; y otras zonas de lagos y ríos que destacan por su belleza.

Los magos se dirigen primero a Secastilla, donde las gentes de la aldea los reciben con cierto asombro. Gregorio, el cura, se muestra más frío que la primera vez con Oberón de Merinita, que le pregunta directamente por el poblado, adonde dice que quiere llegar para conseguir “un libro extraño sobre ciencia” (sic!). Antes de abandonar el pueblo, un niño, llamado Pedrito, se acerca al carro y habla con Oberón. Le pregunta si son realmente “demonios” y se asusta cuando Sancho y Rodrigo se dirigen a él.

Los magos llevan el carro campo a través, pero la lluvia hace que acabe varado en una zona inundada. Mediante sortilegios consiguen evitar que sus ropajes se mojen y prosiguen con su camino. Una especie de vapores que emanan de la tierra llama la atención de los magos, que se dirigen al lugar. Primero, encuentran una especie de miliario antiguo, tallado en una roca musgosa y con un extraño lenguaje sobre ella, frente a la cual han sacrificado una liebre. Más adelante descubren una pequeña colina en la que se encuentras desperdigados algúnos túmulos pequeños, formados mediante simples montones de rocas. Sancho decide observar los montones más de cerca y, tras ver restos de animales sobre ellos, decide mover las rocas. En ese momento se levanta una bruma muy oscura que no deja ver alrededor a los magos. Escuchan sonidos metálicos y rocas que se mueven. Mediante hechizos instantáneos de auram ven que dos enormes esqueletos armados se están levantando de la tierra. Sancho se defiende mediante la “armadura de los vientos”, mientras Rodrigo se dirige inconsciente en la oscuridad hacia los guerreros esqueléticos. Comienza el combate, primero en la oscuridad, luego en la claridad, cuando Sancho disipa la niebla con su poder mágico. Las raíces de Oberón no resultan en principio efectivas y, aunque consiguen amarrar finalmente al esqueleto, resiste los embates de los sortilegios de tierra de Sancho. Dos grogs mueren frente a dos esqueletos, que también caen.

Al final, en la oscuridad aparece una figura enorme, fuerte y pavorosa. Un guerrero de tamaño descomunal deja ver su cuello descabezado y avanza mostrando su gran espadón. El soldado que queda se enfrenta valientemente a él, pero es descuartizado en segundos. Los magos huyen rápidamente, apoyando en la carrera a Rodrigo, al que uno de los grogs, cayendo contra él, le ha provocado una herida de suma gravedad.

Los magos llegan a Abizanda y la alianza duerme intranquila, pensando en la situación de los magos.

View
Sesión 3
Verano. AD 1220

Los magos de Abizanda empiezan a recibir ayuda. Estancia-Es-Karida envía a Álvaro, sargento, junto a otros cinco hombres, algunos de ellos árabes. Jaferiya envía, de la mano de Metron, algunos instrumentos útiles para los laboratorios, así como alguna vis sobrante. Baruch, gran quaesitor de Iberia y uno de los magos más importantes de Duresca, envía obreros y especialistas para levantar las primeras barricadas.

Durante este período, Perico vuelve a la alianza y agradece que hayan devuelto a sus “amigos”. Junto a Oberón se interna en el bosque y tienen una reunión con el espíritu del manantial, pero resulta infructuoso, ya que son incapaces de comunicarse.

Metron, al conocer la suerte de Gabriel, decide, a propuesta de Guillermo, realizar una cacería de lobos. Durante la misma, Rodrigo de Flambeau sufre heridas severas, perseguido por una jauría de lobos, pero escapa de la muerte por mediación de Metron.

Más adelante, Baruch, durante su estancia, pregunta a los magos acerca de su situación y actividad. Penetra en las habitaciones y mira con interés el árbol ciclópeo.

View
Sesión 2
Perico, Margarita y "el arpía"

Llega Basilio a la alianza. Allí conoce a Oberón de Merinita. Juntos deciden visitar el hogar de Perico. Oberón descubre una regio feérica en el lugar, a la que accede. Conocen a Margarita, con la que hablan sobre el problema de “el arpía”, quien parece molestarlos y haberles robado unos “tesoros”.

Oberón y Basilio se dirigen a la choza de “el arpía”. Encuentran el lugar cerrado. Oberón accede mediante la magia, pero no descubre nada especial. El mago y el Mercere son mal recibidos por “el arpía”, que les tilda de “subnormales” y les conmina a abandonar el lugar. Tras dormirlo, roban los cráneos de animales, que parece ser “el tesoro” del que hablaban Margarita y Perico.

View
Sesión 1
Las ruinas de Bizanda

Los magos llegan a Abizanda (Bizanda o Pazanda). Allí, tras un encuentro con una cabra peculiar, descubren unas antiguas ruinas, bajo las cuales se encuentran las raíces de un árbol ancestral. Este, abriendo un gran ojo en un tronco grande de uno de los laboratorios del sótano, intenta atacar a los magos, sin éxito.
Conocen también a Perico, un hombre de gran tamaño que les habla de su prima, que vive en el bosque. Llevando por delante su antorcha, lleva a los magos hasta un claro del bosque, donde comienza a hablar con una fuente. Su prima no está dispuesta a hablar con los magos, sí con el Merinita, que decide volver en otro momento.
Durante la noche, los lobos acechan. Gabriel de Flambeau, tras asomarse, recibe un grave mordisco en el rostro, que podría haber acabado con su vida. Por la mañana los magos lo llevan a una aldea cercana, donde conocen a Fausto, un sacerdote de campo, y a una vieja, que cura las heridas del pobre Gabriel.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.